Virgen San Juan de los
Lagos
6119-12 12"
Según la historia basada en 1623 en testigos oculares fue una familia de
cirqueros que se dirigían a la ciudad de Guadalajara la cuál llegó a
descansar a esta región, trayendo con ellos varios espectáculos, entre
ellos, el de una niña que brincaba en un trapecio sobre una cama con
dagas, en un acto, la niña no equilibra bien y cae sobre la misma
provocándole la muerte inmediata. Poco antes del entierro de la niña, una
indígena llamada Ana Lucia, esposa de Pedro Andrés, la cuál se encargaba
de cuidar la pequeña capilla, al ver el dolor de los padres de la niña pide
llevar a una pequeña imagen, la cuál ella llamaba La Cihualpilli, que
significa La Gran Señora, diciendo que era muy milagrosa; ya que en
ocasiones la imagen cambiaba de lugar, de la sacristía al altar y en el
transcurso de la noche cambiaba de lugar en repetidas ocasiones, y la
colocó en el pecho de la niña quien con este hecho volvió a la vida.
También se cuenta que el dueño en agradecimiento se llevó la imagen a
Guadalajara donde fue restaurada por unos ángeles; lo cual advirtió, una
vez que quiso pagar el trabajo de reparación, los responsables habían
desaparecido.
2838-12  12"